top of page

Sobrecrecimiento Bacteriano (SIBO), ¿qué es y cómo tratarlo?




Parece haberse convertido en la enfermedad de moda, las redes sociales se llenan de personas hablando de esta enfermedad. Hacerte la prueba parece sencillo, te mandan un kit a casa y en pocos días tienes los resultados, pero ¿sabemos realmente qué es el SIBO, cuáles son sus síntomas y cómo se trata?


Hablamos de sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado y es distinto del LIBO que es en el intestino grueso. Se produce cuando hay un aumento de la población bacteriana en el intestino. Como consecuencia de este aumento de bacterias en el intestino delgado se producen procesos de fermentación que generan gases y distensión abdominal. Las personas con SIBO también suelen notar eructos, flatulencias, náuseas, dolor abdominal, diarrea o estreñimiento, malabsorción de nutrientes (hierro, calcio y vitaminas A, D, E y B12), esteatorrea (heces grasas, que flotan, son brillantes) y permeabilidad intestinal  que puede favorecer la aparición de patologías autoinmunes.


Síntomas: Hinchazón, fatiga, náuseas, dolor abdominal, inflamación, sensación incómoda de saciedad después de comer, pérdida de apetito...


¿Cómo se puede diagnosticar? Por medio de una prueba de aliento o test de lactulosa


Existen varios tipos de SIBO y a través de la prueba se puede identificar qué gas se produce y cuál es el más abundante. Si hay una producción excesiva de gas en poco tiempo, significa que hay una fermentación precoz antes de llegar al colon, lo que indica la presencia de bacterias en el intestino delgado y se considera una prueba positiva. Los gases que se pueden medir son el Hidrógeno y el Metano. Para el Sulfuro de Hidrógeno aún no existe una prueba que lo detecte, aunque se puede estimar.


¿Se puede ayudar a su tratamiento desde la nutrición?

¡Sí! Se puede y se debe. Aunque será necesario pautar antibiótico (farmacológico o hebáceo) debe acompañarse de un tratamiento nutricional ya que es clave una dieta baja en FODMAP (carbohidratos fermentables) para reducir los alimentos que activan el sobrecrecimiento bacteriano y poder reparar la mucosa intestinal.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page